ZEN: La nueva base VEGETAL BRONZE de Daisho

El Zen es una de las disciplinas practicadas por los guerreros de la Katana. Un verdadero Samurái debe siempre estar preparado para la lucha y para la muerte en cualquier momento, en cualquier situación. Es por ello de la necesidad de un permanente estado espiritual en calma. La ausencia de calma solo será un obstáculo para conseguir el éxito deseado.

Zen significa en cierto modo un estado de meditación para alejarse de pasiones mundanas, significa que no debemos permitir que nada ni nadie altere tu paz interior. Zen pretende inmiscuir al usuario a ese estado de paz, calma y sosiego que buscamos en el ritual del afeitado.

Estimados amigos de Daisho:

Tras una incesante búsqueda de las máximas prestaciones en una base elaborada para usuarios habituales de bases NO TALLOW, por fin tengo el honor de anunciar la nueva base de jabón VEGETAL BRONZE.

La nueva base VEGETAL BRONZE con LANOLINA de Daisho se basa en una audaz adaptación de la evolución FORMULA BRONZE para conseguir las mismas propiedades y textura obtenidas con su hermana de sebo. Para ello se han conservado la mayoría de ingredientes de la Formula Bronze de Daisho con un resultado impecable.

Al objeto de unir lo mejor de ambos mundos, Daisho ha conseguido una espuma cremosa, con mucho cuerpo y microburbuja con excepcional deslizamiento de la hoja, protección de la piel, efecto emoliente de la barba, y la excepcional protección ante la agresión idéntica a su hermana de sebo, pero con ese incremento de facilidad de espumado propia de los jabones de origen vegetal.

DESCRIPCIÓN AROMÁTICA:

El aroma Zen ha sido creado de forma exclusiva para esta base de origen vegetal.

Notas de Fondo: Cedro, Sándalo y Ámbar.
Notas de corazón: Vainilla, Vetiver y Rosa de Bulgaria.
Notas de Salida: Neroli y Jazmín.

Como su nombre indica, Zen envuelve al usuario en una cálida sensación de tranquilidad, calma y sosiego, invitando a una total introspección para convertir el ritual de afeitado en una experiencia espiritual. Es una fragancia compleja en la que intervienen hasta 15 notas diferentes, un aroma de cabecera que se elige cuando uno quiere sentirse bien y que está indicado para todo el año independientemente de la situación climática, pudiendo ser usado diariamente durante mucho tiempo sin cansarnos de el.

Zen tiene muy difícil descripción. Suave, elegante y sutil, en el que a pesar de las notas de jazmín y rosa de Bulgaria no ha perdido la masculinidad propia de los aromas de Daisho. No es impactante ni polarizante, no es abrumador. No es dulce, no es cítrico, no es afrutado. Sus notas amaderadas y florales están en perfecto equilibrio. En mi opinión tiene un toque romántico.

Disfruta tu afeitado. El equipo Daisho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *