TIERRA MOJADA, mucho más que un Fougerè Oscuro

«SÉ COMO EL SÁNDALO, QUE PERFUMA HASTA EL HACHA DEL LEÑADOR QUE LE HIERE» Rabindranath Tagore.


La inspiración aromática no conoce reglas, una imagen, un recuerdo, un aroma primario, una forma de ser, una filosofía de vida, incluso una frase sabia…


Pero en el aroma TIERRA MOJADA se ha perdido toda la delicadeza y elegancia de Tagore para trasladarnos a un ambiente mucho más duro y polarizante. Incluso la inspiración para concluir el perfume es mucho menos transcendente, y es que todo parte de un aroma primario muy solicitado por los aficionados al afeitado clásico, eso sí, no por todos.


Tras un aroma de bosque de primavera como el Fresh Fougere, y uno de bosque de entretiempo como el mágico Gaelic Forest, con notas cálidas y dulces, Daisho abandona toda sutileza y se lanza con un aroma de los llamados Fougerés Oscuros o Dark Fougeres. En realidad es un aroma que carece de la nota de lavanda, por lo que en cierta manera perdería esa consideración, pero eso no importa demasiado.


Si tuviera que hacer una descripción rápida de este aroma ni siquiera sugeriría un día lluvioso en el campo, que va, demasiado alejado. En realidad diría que coincide perfectamente con esa sensación de desenterrar un arbol profundo, y sentir como huelen sus raices recién golpeadas y desentrañadas de la Madre Tierra con naturaleza viva y oscura. Sería una firme protesta del arbol que se resiste a semejante abuso, pero que en su nobleza nos regalaría sus toques aterciopelados del sándalo.


Las notas que componen este TIERRA MOJADA son Sándalo y Cedro como notas de fondo, Pachulí, Vetiver y clavel como notas de corazón, y alquitrán de abedul como predominante nota de salida.


Debido a la linea más transgresora de Daisho, en el que se pretende incrementar en lo posible la calidad aromática, la proporción de aceites esenciales naturales del aroma complejo corresponde al 75 %. La elevada cantidad de A.E. no garantiza una brutal potencia, pero sí garantiza una gran elegancia, o al menos, ese es mi propósito, que la elegancia de Daisho nunca se pierda.


Atentamente. El equipo Daisho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *