julio 16, 2019

I+D

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

La MEJOR BASE POSIBLE, la LOCIÓN MAS EQUILIBRADA, el MEJOR AROMA CONSEGUIBLE. Este es el objetivo principal.

Sólo se puede lograr una excelente base de jabón con una elección ideal de ingredientes y el uso de las mejores materias primas. De hecho, la mayoría de ellas tienen el certificado y etiquetado ECOCERT, que no solo garantiza su calidad, sino que además certifica un cultivo sostenible y sin perjuicio al ecosistema.

Las diferentes pruebas realizadas han sido puntuadas objetivamente con objeto de lograr el mayor de los estándares, garantizando la satisfacción de los aficionados más exigentes.

Las lociones post-afeitado tienen un formato convencional en las que el toque picante alcohólico es sentido, pero en absoluto traumático. Se conjugan ingredientes en su perfecto equilibrio para garantizar grandes propiedades calmantes, cicatrizantes y nutritivas para la piel. Un nuevo filtrado y un toque de color dorado cumplen con el máximo estándar estético.

DISEÑO AROMÁTICO: EL GRAN RETO

El mayor desafío de Daisho consiste en la personalización de cada fragancia para lograr potencia, equilibrio, elegancia y exclusividad.

La firma DAISHO es muy consecuente de la suma importancia que tiene el impacto aromático en la elección del producto, Si no se disfruta el aroma no se disfrutará el afeitado. El esfuerzo no solo consiste en el desarrollo de los aromas, sino en trasmitir al aficionado con fidelidad cada una de las descripciones aromáticas.

DAISHO desea alejarse del encasillamiento de los aromas típicos de barbería clásica. Todas los fragancias conseguidas tienen un aire moderno sin perder la elegancia que caracteriza a los productos puramente masculinos.

La exclusividad de los aromas es de obligado cumplimiento. Todos los aromas son de nueva creación alcanzando el nivel «nicho», no se parecen a ningún otro, ni se añaden mezclas comerciales de fragancias imitando a otros perfumes del mercado. El artesano desarrolla cada uno de los aromas en inspiración con la naturaleza y situaciones de bienestar concretas, intentando transportar al usuario hacia una agradable sensación.